El Vocal del Directorio del Ente Regulador de los Servicios Públicos (ERSeP) en representación del Frente Cívico, Dr. Juan Pablo Quinteros hace saber que en el día de la fecha en medios periodísticos se informa respecto del recurso de amparo presentado por EPEC en relacón a las multas aplicadas por  parte la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) donde se consigna: «…Según surge del fallo, las multas a Epec fueron superiores a las que se informó oficialmente, ya que se consigna que los “cargos adicionales por incumplimiento” fueron por 27,4 millones y 29,3 millones, respectivamente. En total, las sanciones sumaron 56,7 millones (la Provincia había informado 40 millones). El magistrado argumenta que intervino ya que, “al decir de la accionante, se encontraría en riesgo el normal desenvolvimiento de la Epec”. También toma como antecedente el fallo de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario (Santa Fe), que avaló una medida similar en la provincia vecina. Además, considera que una prueba del impacto de las sanciones en el flujo de fondos de Epec fue el reclamo de los trabajadores de la empresa por atrasos en cobrar haberes».

Al respecto el Vocal de Frente Cívico expresó: «No se entiende el ocultismo con el que el gobierno de Códoba viene manejando esta cuestión. Despues de muchísimos días y luego de formular consultas sin respuestas nos entermanos de que en realidad las multas aplicadas por Cammesa no son por 40 millones de pesos como informara EPEC sino que ascienden a 56,7 millones de pesos. Tampoco se entiende el motivo por el que la empresa estatal no dio a conocer a los cordobeses (sus usuarios) sobre la tamitación de este amparo y en definitiva cumplir con su obligación de informar las acciones que ejecutan tendienes a garantizar la óptima prestación del servicio».

Quinteros agregó: «EPEC informó de manera oficial que Cammesa había emitido sendas órdenes de débito en ralación a estas multas QUE NO SE HABIAN PAGADO por lo que no deja de llamar la atención que el juez interviniente en el amparo afirme que estas «sanciones» tuvieron un «alto impacto en el flujo de fondos» de la empresa citando como prueba de ello el reclamo de los trabajadores por atrasos en el cobro de haberes»

«EPEC es una caja de pandora que cada vez que se abre nos da nuevas sorpresas. De la Sota no puede irresponsablemente dejar a la empresa a merced de su buena o mala relación con el gobierno nacional. EPEC parace depender de lo que De la Sota y De Vido arreglen por debajo de la mesa. El gobernador debe saber que EPEC es de todos los cordobeses», finalizó Quinteros.