PASO: En Córdoba, sólo para impresión de votos, el Estado Nacional destinaría 182,6 millones de pesos

El día 28 de julio estimamos el monto que el Estado Nacional destinará a los partidos políticos, en Córdoba, para los gastos de campaña e impresión de boletas para las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultaneas, y Obligatorias (PASO) 2021.

En base a lo expuesto, y a partir de lo publicado en las Disposiciones 30/21 y 39/21 de la Dirección Nacional Electoral -DINE- (y sus anexos), se ajustan con mayor precisión las estimaciones realizadas.

En nuestra provincia participará en las PASO 13 partidos o alianzas que, a su vez, totalizan 23 listas. El padrón provincial es de 2.984.731 electores

Según estas disposiciones, cada uno de los partidos o alianzas de Córdoba recibirá, en concepto de impresión de boletas, la suma de $ 3.969.559,23 para el tramo de diputados/as y la misma suma para el tramo de senadores/as. La DINE destina a tal fin el equivalente a la impresión de un padrón electoral y fija el precio de cada boleta en $1.33 por segmento ($2,66 en total). Esto significa que cada fuerza recibirá un total de $ 7.939.118,46.

¿Es suficiente este dinero para afrontar los gastos de impresión de cada tramo de boletas? Si estimamos el presupuesto (a precios de hoy) a partir de 209 resmas de 72 cm. x 102 cm. con un costo de $ 763.895 sumados a $ 145.000 por la tarea de impresión y $45.000 por el corte, el total del valor de la impresión de 3 millones de boletas (un padrón según marca el Código Electoral) el monto asciende, en todo concepto y para la impresión de ambos tramos a $ 953.895, es decir que cada boleta cuesta, a valores corrientes, $0,32 (treinta y dos centavos).

Según nuestras estimaciones entre lo que el Estado le otorga a cada partido o alianza para las tareas de impresión de boletas y el costo real existe una diferencia de $ 7 millones. Leyó bien,  7 millones de pesos de diferencia, superior al 700% de más.

Tenemos entonces una asignación, que ya se hizo efectiva, de $ 103.2 millones para la impresión de boletas de los 13 partidos/alianzas en Córdoba por parte del Gobierno Nacional.

Pero esto no termina ahí. Luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, conocido como “caso Biondini”, por el que se hace lugar al recurso extraordinario de queja interpuesto por la Alianza Frente Patriota Bandera Vecinal, se deja un precedente jurisprudencial por el cual cabe la posibilidad, cierta y concreta, de que el Estado Nacional deba erogar para la impresión de boletas $ 3.969.559,23 no para cada tramo de los trece partidos o alianzas de Córdoba sino para cada tramo de las veintitrés listas presentadas. El fallo de la CSJN es claro y contundente al respecto. Tal escenario implicaría una erogación por impresión de boletas para las PASO en Córdoba de $ 182.6 millones.

Es importante destacar que la legislación es tajante respecto a que los fondos recibidos para impresión de boleta que no sean utilizados deben ser restituidos al Estado y los restantes fondos recibidos para campaña deben ser debidamente rendidos, pudiendo ser utilizados en su totalidad. Destacamos que Encuentro Vecinal Córdoba desde el año 2013 a la fecha ha impreso los votos suficientes para competir electoralmente y en todas las oportunidades ha restituido fondos no utilizados al Estado, constituyendo un caso único en el país.

      Queda claro que es prioritario y urgente reformar, entre otros, el sistema de votación vigente y reemplazarlo por la Boleta Única de Sufragio (BUS), proyecto que legisladores nacionales de diversos bloques han promovido sin éxito.

       No se pretende cuestionar precedentes judiciales ni la legalidad de las acciones políticas que hasta ahora se encuentran a derecho; sino proponer una reforma electoral donde las PASO dejen de presentar la oportunidad de un negocio, para algunos, y logren un verdadero aporte a la institucionalidad y democracia.

        Las PASO, que en teoría debieran ser una elección primaria seria entre fuerzas políticas con representación popular, terminan siendo casi una encuesta paga y de posicionamiento para los partidos políticos poderosos y, en algunos casos, un negocio injustificado para oportunistas que se escudan en un marco jurídico obsoleto y alejado de las necesidades del pueblo.

       Cabe acá la aclaración que se ha desarrollado el presente informe solamente en relación a la PASO que se llevarán a cabo el día 12 de septiembre de 2021. Las elecciones generales previstas para el 14 de noviembre serán materia de otro análisis.