El Vocal del Directorio del Ente Regulador de los Servicios Públicos (ERSeP) en representación del Frente Cívico, Dr. Juan Pablo Quinteros, informa que en el día de la fecha trabajadores de la empresa Aguas Cordobesas S.A, concesionaria del «Servicio Público de Suministro de Agua Potable en la Ciudad de Córdoba», han difundido el siguiente comunicado:

“Los abajo firmantes rechazamos las prácticas persecutorias de la empresa Aguas Cordobesas, que en los últimos días ha despedido sin causa a 3 trabajadores del sector de Atención Telefónica al Cliente y lanzado una campaña de hostigamiento sobre el resto del área. Esto sucede en momentos en que dicho sector se apresta a elegir sus delegados por el Si.P.O.S., gremio que la empresa nunca reconoció y siempre enfrentó. Buscan atemorizar a los trabajadores para que no se organicen sindicalmente.

Un servicio malo y caro.

La empresa Aguas Cordobesas que ostenta el monopolio de la distribución de un elemento tan vital como es el agua, brinda un pésimo y caro servicio que pone día a día en riesgo no sólo la salud, sino también el bolsillo de todos los cordobeses. En este marco la mesa tarifaria debe decidir sobre un pedido de aumento de tarifa del 20% (suma 30% en el año) que ha solicitado la empresa. Cabe aclarar que la empresa utiliza como excusa para los tarifazos, el salario de los trabajadores, que en los últimos años ha perdido poder adquisitivo de manera considerable.

Desde 2005 a la fecha Aguas Cordobesas incrementó el costo de la tarifa en casi 800%, sin haber invertido lo necesario en infraestructura que garantice la prestación de agua de manera adecuada. Por eso cada verano los cordobeses que no nos quedamos sin suministro, bebemos agua con sabor, olor, color y contaminada.

La empresa debe respetar la ley.

Así es que, Aguas Cordobesas bajo el amparo del gobernador De la Sota goza de impunidad para brindar un mal servicio, obstaculizar los controles y sobre todo alzarse con ganancias extraordinarias.

A todo este maltrato al conjunto de los cordobeses hoy se le suma un atropello al derecho democrático de los trabajadores de organizarse. Los despidos son una práctica autoritaria, inadmisible en una sociedad democrática”.

También emitieron la siguiente declaración:

“Los trabajadores de Aguas Cordobesas decimos basta de aprietes y despidos. Desde hace semanas cuando decidimos organizarnos y elegir delegados al SIPOS, Aguas Cordobesas -empresa para la que trabajamos- comenzó una serie de ataques que incluyó el despido de 3 trabajadores del Área de Atención al Cliente y el hostigamiento cotidiano hacia el resto de los trabajadores.

El objetivo es claro, la empresa no quiere delegados y pretende evitar a toda costa que sus trabajadores hagamos uso de este derecho constitucional. Con el objetivo de visibilizar las lamentables prácticas a las que estamos sometidos es que el miércoles 17 desde las 7.30 hs realizaremos una medida de protesta frente al edificio de Aguas Cordobesas, ubicado en Av. Monseñor Pablo Cabrera 5507 (mano hacia el centro).

Nos acompañarán nuestras familias, amigos y organizaciones solidarias con nuestros reclamos».

Agradecemos difusión y cobertura.

Verónica O`Kelly: 351-7638522

Martín Moyano: 351-6892073

Juan Castaño: 3541-585254

Silvina Sayago: 351-6589284

Al respecto el Vocal del Frente Cívico puntualizó: «La empresa Aguas Cordobesas parece no sólo sentirse incómoda cuando el Ente de Control pretende regular y fiscalizar su funcionamiento sino que ahora parece haber emprendido una arremetida contra sus trabajadores por el hecho de intentar organizarce sindicalmente en un todo de acuerdo a la ley. Son inaceptables este tipo de acciones que, según denuncian sus trabajadores, incluyen despidos, hostigamientos y persecuciones. Desde esta Vocalía en el Ente Regulador de los Servicios Públicos (ERSeP) representando al Frente Cívico, no sólo denunciamos estas practicas denigrantes y abusivas, sino que manifestamos el acompañamiento, solidaridad y apoyo a los compañeros trabajadores de la concesionaria Aguas Cordobesas S.A para que libre y democraticamente puedan elegir a sus legítimos representantes».